Cuando un policía "duro" y un presidiario "tranquilo" sólo disponen de 48 horas para detener a un criminal, pueden ocurrir muchas cosas...

Showing all 6 results