Nunca ha habido nada igual en nuestro planeta. Llegó por la emoción de la caza... pero escogió la víctima equivocada.

Mostrando un único resultado